Desconectar para reconectar ¿te atreves con un plan detox digital?

Hacer un plan detox para combatir  los efectos que siguen a cualquier exceso, es siempre un buen plan. Un plan detox frente a  excesos ocasionales o esporádicos, para cuando te saltas el límite  “de vez en cuando”, es de gran utilidad. El problema se plantea cuando el exceso se convierte en hábito, algo que nos está ocurriendo a todos con la tecnología.

Detox digital

Porqué un plan Detox digital

Es hora de ir pensando en resetearnos y ver la tecnología como un medio y no como un fin. Recordar que tenemos una vida más real y tangible que la digital, que tenemos en realidad dos vidas que deberían coexistir en equilibrio, sin anular la una a la otra.

Por eso, la adicción tecnológica nos obliga a desintoxicarnos de pantallas, mensajes, chats, alarmas, avisos, tuits, y notificaciones al menos de vez en cuando, para seguir siendo personas que viven y sienten y para preservar nuestra salud física y mental:

1- la de nuestros ojos, que no están diseñados para enfrentarse a pantallas emisoras de luz durante horas, todos los dias, sin pestañear, el mecanismo natural para lubricar e hidratar la conjuntiva ocular

2- la de nuestras articulaciones, que no están diseñadas para teclear compulsivamente sin descanso: pulgares, muñeca y hombros sufren la tensión

3- la de nuestra espalda y cervicales, aún no he visto a nadie que se preocupe de elevar/levantar el móvil a la altura de los ojos; vivimos mirando hacia abajo 🙁

4- la de nuestras relaciones personales y familiares, no estamos con quién estamos si no con quién no está pero está enchufado 🙂

5- la calidad de nuestro trabajo. Las estadísticas dicen que el español medio mira 150 veces al día su Smartphone. Imposible e ingenuo pensar que la interrupción constante nos permite producir trabajo de calidad

6- la calidad de nuestro pensamiento, no nos damos ni tiempo ni espacio para pensar y eso que pensar es gratis y.. es lo único que nos diferencia del mono 🙂

7- la calidad de nuestras emociones, vivimos irritados por la ansiedad que nos causa no poder consultar con nuestra vida digital a cada instante

Cómo desenchufar: no email, no smartphone, no TV, no Internet.. no problem!

No es necesario llegar al extremo de hacer un retiro en un hotel o campamento libre de tecnología, ni internarse en una granja para hacer una “desintoxicación digital” siguiendo la moda que arrasa en Estados Unidos. Eso es pan para hoy y hambre para mañana: tampoco es suficiente con aprovechar las vacaciones para desenchufarse.

Hacer un plan detox digital consiste en crear pequeños espacios sin tecnología en tu vida, en tu día a día, para que tus dos vidas no entren en conflicto. Es un estilo de vida. Y es un espejo donde tus hijos podrán mirarse y aprender a vivir más felices, más libres y más conectados.

Porque adoro la tecnología intento aprender a vivir con ella. Y que sume en mi vida y no reste.

Al subir al coche: ponerse el cinturón y apagar el móvil, aunque tenga manos libres. Prefiero tener la mente libre y los 5 sentidos alerta, no vaya a atropellar a quién cruza por donde no debe porque tuiteaba mientras caminaba. Mis hijos lo saben y a la pregunta ¿teneís todos el cinturón puesto? contestan “sii, y ¿tú has apagado el móvil?” Comunicar a tu entorno tu plan detox digital te ayudará a cumplirlo y no escaquearte tan fácilmente.

Al sentarte a la mesa: en casa siempre apagar el móvil durante desayuno (15 minutos), comida (30-40 minutos) y cena (otros 35 minutos más).

Al llegar antes a una cita, en las colas para pagar, en la sala de espera del médico,  o mientras caminas ¿porqué no convertirlos en momentos detox?  A base de intentarlo todo se consigue.

Te invito 🙂 todo lo que se te ocurra será bienvenido

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!