El arte de cepillarse bien los dientes

¿Cómo cepillarse bien los dientes? Así,

¿sabes cual es el INDICE DE RECAMBIO ANUAL del cepillo de dientes del españolito medio?

No lo adivinarias jamás: 0,9 veces.No lo cambiamos ni una sola vez al año.Y sí…casi cambiamos más de pareja que de cepillo de dientes¡¡

Fue durante un curso de higiene bucodental avanzada patrocinado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos y el laboratorio Dentaid donde se me ocurrió escribir este post sobre el cepillado de dientes …el primero que dedicaré a una serie sobre Salud Bucodental.

Un truco muy útil para salirnos de esta letal estadística: cambiar de cepillo con cada estación, primavera, verano, otoño, invierno.Y así pasar de 0,9 a 4 cepillos por año¡¡ Como “ya es Primavera…” toca recambio ¡estás a tiempo !

Quizá el dato de 0,9 recambios al año tenga que ver con que a muchos de nosotros nunca nos enseñaron la técnica correcta para cepillarnos los dientes.

El aumento de la esperanza de vida implica que estructuras como las uñas, el pelo, la piel y los dientes  nos tengan que durar cada vez más tiempo y en mejores condiciones. ¿te has parado a pensar que ocurre en nuestra boca con el paso del tiempo? La buena noticia es que la edad no influye, siempre y cuando se  mantenga una correcta higiene oral, visitas periódicas al odontólogo y estilos de vida correctos y se realice un control adecuado de la placa bacteriana (biofilm oral).

¿Que hay dentro de la boca?

Pensemos en las estructuras que hay dentro de la boca y que debemos visualizar durante el cepillado:

1-dientes, muchos de nosotros cuidamos sólo tres caras: la superior o cara de masticación y las dos laterales cuando el diente en realidad tiene dos caras más, las interdentales o laterales,  de ahí la importancia de la limpieza interproximal que permite limpiar las caras entre los dientes.Para ello utilizaremos hilo, seda o cinta dental, cepillitos interproximales o un irrigador.

2-encías o tejido periodontal, el tejido que da soporte y sujeta al diente, es de vital importancia cuidarlo.Las encías sufren un gran deterioro cuando al cepillarnos los dientes confundimos limpiar (si) con frotar (no).

3-surco gingival, el foso del castillo, es el espacio entre la encía y el diente.El espacio más amplio donde habrá más bacterias es en el foso.No basta con limpiar sólo las caras del diente como verás en el video.

4-lengüa, es el felpudo de la boca.Hay que limpiarla mínimo una vez al día: por la mañana.La saliva la limpia pero por la noche disminuye el flujo salival, no hablamos (algunos sí pero son los menos…) y estamos en situación de ayuno por lo que no hay alimentos que estimulen su secreción para ser deglutidos.Durante la noche se va acumulando sobre la lengüa biofilm oral por una menor acción de aclaración de la saliva.La limpieza de la lengüa por la mañana es una acción preventiva para oxigenarla y eliminar la placa de bacterias que sobre ella se ha depositado durante la noche, así aligeramos la placa global y  evitamos la halitosis.

5-saliva, líquido de limpieza natural de la boca, en cantidad y calidad suficiente es antiséptica.Para mantener niveles adecuados de salivación lo mejor que puedes hacer es beber mucha agua para asegurar su secreción.

Dos métodos

La limpieza de la boca consiste en la combinación de:

  • método físico : el cepillado y la limpieza interproximal, entre los dientes.
  • método químico: pasta dentrífica y colutorio.

¿se te ocurriría echar lejía sobre el suelo sin haberlo barrido antes? es lo mismo que utilizar pasta y colutorio sin haber realizado un cepillado correcto durante al menos 2 minutos.No es tanto tiempo…

No lo olvides: el cepillado es la base de la limpieza dental, la pasta y el colutorio sólo son sus complementos.

Continuará……

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!