Cómo limpiar de forma fácil, rápida y segura el biberón de tu bebe

Me decía May, una mama orgullosa (tiene un muñeco que es para comérselo) en la farmacia  “estoy super contenta con el jabón que me recomendásteis para lavar el biberón y la tetina, no deja olores y no es tan abrasivo como el Mistol o Fairy de toda la vida. Lo noto hasta en mis manos” .

Pensé que este producto podría interesaros a alguna mama orgullosa más 🙂

Un jabón inteligente

Delicado y cuidadoso. El detergente para biberones NUK ha sido desarrollado para limpiar productos infantiles: biberones, chupetes, tetinas, platos y tazas, mordedores, juguetes lavables, los accesorios y las piezas del sacaleches. Todo áquello que tu bebe se lleve a la boca.

nuk detergente para limpieza de biberonesGracias a su suave fórmula con ingredientes naturales es seguro para tu bebe,

1- no contiene perfumes ni colorantes

2- ph neutro

3- fácil y rápido aclarado

4- no deja residuos ni olores sobre materiales como la silicona o el látex

5- único en el mercado formulado con ingredientes naturales

El secreto está en las enzimas

El detergente líquido Nuk para lavar el biberón, tetinas y demás utensilios, contiene enzimas específicas que eliminan de forma eficaz las proteínas de la leche, fragmentándolas. Actúa sobre los restos de pulpa de frutas y zumos, eliminando la materia orgánica sobre la que podrían crecer microorganismos. Hace más fácil lavar el biberón con agua y jabón después de cada toma para eliminar cualquier resto de leche que haya quedado, ya sea leche fresca o leche seca, y simplifica el aclarado con agua ya que no deja ningún tipo de residuos.

Una buena idea, porque a muchos padres os preocupa el olor a detergente que queda después del lavado con detergentes domésticos tipo Mistol o Fairy. Los biberones se mantienen en mejor estado si los lavas a mano y no los metes en el lavaplatos, y su limpieza es más segura.

Una vez acabes de lavar el biberón, conviene dejarlo en un lugar en el que le dé el aire, para que se seque bien, con cada pieza por separado y boca abajo, de manera que el agua pueda escurrir. Hay que guardar los biberones con todas las piezas desmontadas (botella, tetina, disco de seguridad, tapa) hasta que estén bien secos, para evitar que se acumule humedad dentro de ellos.

Pronto empezará tu peque a probar nuevos sabores, y podrás utilizar el detergente enzimático NUK también en esta etapa, para lavar cucharas y bowls después de un super puré de verduras especial de otoño, cambiando la mantequilla sin sal de esta receta por un chorrito de aceite de oliva, más sano y mediterráneo.

Rico, rico… y sin sabor a jabón 🙂

 

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!