Diferencias entre bronceador, fotoprotectores y cremas de sol ¿son lo mismo?

Bronceador, fotoprotector y crema de sol parecen exactamente lo mismo, pero (odio los peros, lo cambio por un sin embargo). Sin embargo,  no lo son.

Diferencias entre fotoprotectores

Verás las diferencias si intentas responder estas preguntas, haz la prueba

1) A un bebé que le pondrías ¿bronceador, fotoprotector o crema de sol?

2) A una persona con cáncer de piel le comprarías ¿bronceador, crema de sol o fotoprotector?

3) ¿A una embarazada? ¿Bronceador, fotoprotector, crema de sol?

4) ¿A una persona con alergia al sol, alergia a productos químicos o hipersensibilidad en la piel?

La moda de dar nombres de fantasía a los productos de cuidado personal, nos ha llevado a abandonar  unos términos por otros, y con ello, olvidar parte de su significado. Y a veces olvidamos que un fotoprotector es una crema, en concreto, el tipo de crema de sol de venta en farmacias por excelencia, que da respuesta a todas las necesidades anteriores. El fotoprotector no es para estar más tiempo al sol, ni para ponerte más moreno. Su función primera, ante todo y por encima de todo,  es proteger la piel del daño solar. Algo que a los farmacéuticos nos obsesiona. Mucho más que al personal de un supermercado.

Bronceador

Un bronceador es un cosmético formulado para intensificar el moreno. Quien recurre al uso de un bronceador no busca protección, busca ante todo conseguir color. Y quien busca color es un aventurero que se expone al riesgo, al de permanecer más tiempo del debido al sol sin la protección necesaria. Su misión no es proteger la piel, como un fotoprotector, si no “tostarla”. La ventaja de asesorarte en la farmacia sobre su uso es disminuir dicho riesgo, no veo a las cajeras del super muy preparadas para ello 🙂

Si eres adicta al sol y te obsesiona estar morena, ven a la farmacia.  Ha llovido mucho desde el lanzamiento de la crema negra de  Lancaster (betún) o la crema de zanahoria de Margaret Astor. Descubre en la farmacia todos los trucos sobre el uso de autobronceadores, los Aceleradores del bronceado, y los Fotoprotectores que combinan protección con intensificadores del color.

Fotoprotector o protector solar

Formulados para cumplir una función por encima de cualquier otra: proteger la piel del sol. Protegerla de la radiacion UV absorbiéndola, dispersándola o reflejándola. Y aquí , en lo que a fotoprotectores se refiere, hay mucha picaresca, por decirlo finamente.

En el Farmablog de DermoConsejera encontrarás  todo lo que debes saber sobre un fotoprotector. Te interesa lo que explica sobre el etiquetado y la composición en filtros de los protectores solares. No hay protección eficaz si el producto que utilizas no es el adecuado. Vigila lo que compras y donde lo compras.

A la hora de valorar la calidad y la eficacia de un fotoprotector en la farmacia nos fijamos en características, como son

Remanencia: capacidad de conservar  las propiedades de fotoprotección del filtro en el tiempo.

Substantividad o capacidad de fijarse a la piel para una protección duradera, con mayor resistencia al roce (con la ropa, la toalla, el pareo) que el resto.

Resistencia al agua:

Fotoprotectores acuorresistentes (water resistant). Después de una inmersión en el agua de 40 minutos (2 baños de 20 minutos cada uno) queda al menos un 70% del valor de FPS calculado sobre la piel seca.
Fotoprotectores extra-acuorresistentes (very water resistant) Si después de una inmersión en el agua de 80 minutos (4 baños de 20 minutos cada uno) queda  al menos un 70% del valor de FPS calculado sobre la piel seca.

Fotoestabilidad: la estructura química del filtro no se degrada por la radiación solar manteniendo su actividad.

Tolerabilidad: ausencia de efectos secundarios. Hipoalergénicos. Fórmulas sin alcohol, parabenos, fenoxietanoles o siliconas.

Cosmeticidad o capacidad de un producto de aplicarse con facilidad: absorción, tacto no graso, sensación de confort.

Crema de sol

Engloba a todas las anteriores, lo cual lleva a confusión. Para protegerse del sol, no vale cualquier crema. Cada tipo de piel tiene unas necesidades y cada uno de nosotros tiene unas expectativas diferentes cuando va a la playa o piscina, hace deporte o vida al aire libre.  Incluyendo a los que buscaban convertirse en “la canción del verano”…

Si cuando sales a correr dices que vas a hacer Running, seguro que te pones un Sunscreen. En cristiano, un fotoprotector. Lo mejor que puedes hacer por tu salud. Insisto, ven a la farmacia y asesórate. Se trata ya no solo de tu piel, si no de tu salud. El cáncer de piel es traicionero, y ataca por la espalda  🙂

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!