Head Cleaners, Cabezas sin piojos

Hoy he estado en  Head Cleaners (en uno de sus 8 centros, el de Ps de la Habana, Madrid). Confieso: he decidido “externalizar” la revisión de la cabeza de mis hijos. Ya no busco más piojos. Ni más liendres. Un local limpio, bien organizado, y mejor equipado. Allí he dejado a las dos divinas de melenas imposibles y edades complicadas (en pleno pavo) en lo que ha sido por mi parte un ejercicio de delegación de tareas en toda regla.

Head Cleaners, adiós a los piojos piojos

Lo digo por que en su día daba pautas de como realizar una revisión eficaz de cabezas y pelo  mencionando de pasada a Head Cleaners. “Si no tienes tiempo ni ganas o te falta disciplina, en Head Cleaners lo harán por tí” escribía.

El final de curso me pilla ya baja de defensas y baja de moral. Todo el año motivando/marcando límites, intentando que el incentivo o premio sea más apetecible y atractivo que temido sea el castigo, por que todos lo sabemos, se obtiene más por la vía de la recompensa y la motivación que por la del castigo, pero ¡cuesta el doble de esfuerzo! mucho autocontrol, altas dosis de inteligencia emocional y tiempo para idear las estrategias. Y después de todo ese trabajazo que es el año escolar  y ya acabado el curso ¿a seguir revisando cabezas? ¿es que ésta tortura no va a acabar nunca?

No acaba nunca, es fundamental seguir con las revisiones sobretodo antes de enviarles a un campamento.

¿Porqué HeadCleaners si tengo en la farmacia un arsenal de productos contra los piojos ?

Por que antes de aplicar un tratamiento es necesario verificar que hay piojos o liendres. Y solo hay una forma de hacerlo: revisando. Las revisiones periódicas son una pesadez, pero son una de las formas más eficaces de eliminar a tiempo (antes de que se produzca el contagio) la infestación por piojos. Y nunca sabemos si hemos revisado bien.  Son difíciles de ver. Tanto que muchos optaís por hacer un tratamiento con permetrina por si acaso, lo que no tiene ninguna lógica por que si no hay ¿para qué el por si acaso? sólo conseguiremos crear resistencias, gastar dinero y tiempo e incomodar a los crios, y si los hay, la mera aplicación de un pediculicida no va a solucionar nada si no seguimos revisando después.

Por eso las revisiones que hacen en Head Cleaners me parecen una gran solución,

1- Ojos bien entrenados, con más horas que nadie buscando y revisando cabezas.
2- Destreza y habilidad: sin tirones, de forma metódica y a buen ritmo.
3- Sistema  eficaz: potentes lámparas y lupas. Separación el cabello en mechones y revisión de uno en uno pasando varias veces por cada mechón  un peine especial que se limpia con un tissue blanco cada vez que se pasa para comprobar lo que ha recogido.
4- Método eficaz: aplican sobre el cabello una dimeticona mezclada con melaleuca alternifolia (árbol de té). Los piojos, muy veloces en condiciones normales, se mueven con dificultad una vez aplicada la mezcla y es posible atraparlos con la liendrera.
5- Los niños se portan mejor cuando la revisión no la hace mamá (las niñas más aún). No protestan y aceptan el veredicto sin dudar . Y tú no pierdes los nervios.

Me he sentido como Sara Jessica Parker en Tentación en Manhattan, llevando a los niños a LiceFenders 🙂 En los 40 minutos que ha durado la revisión he disfrutado de una relajada y enriquecedora charla con Laura Martin, la fundadora de Head Cleaners. Hablábamos de que éste tipo de servicios deberían implantarse en los colegios para asegurar que todos los niños son revisados y tratados (cuando corresponda), todos a la vez, ya que si no se hace diagnóstico y si corresponde tratamiento a todos los niños a la vez, no sirve de mucho quitárselos solo a algunos. El contagio está asegurado. Y así no acabaremos nunca con ellos. Se hace ya con éxito en algunos paises como Canada,  según nos cuenta la Dra. Blanca Usoz en su  artículo Ideas que merece la pena copiar.

Si que hay ideas que merecen la pena. Como la que tuvo Laura Martin cuando decidió fundar Head Cleaners ¡Enhorabuena! gracias a tu idea tengo la seguridad y la certeza que mis hijas se van de campamento sin “inquilinos” y no contagiarán nada a nadie.

¿Quién se anima a seguir con la rueda del “no” contagio?

p.d. 20 euros la revisión/ 50 euros revisión + tratamiento + segunda revisión a los 7 días. En mi opinión merece la pena ¡ojalá que no tuviera que vender más pediculicidas en la farmacia! nos gastamos y nos desgastamos mucho más ya que no dejamos de repetir y repetir los tratamientos..

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!