¿Te apuntas a la moda de la sombrilla? un accesorio trendy que nos protege del sol

Mucho más útil que un abanico, la sombri-ya además de refrescarnos, protege nuestra piel del sol. El look es  más favorecedor, y la postura más elegante que “el dale que te pego” sin resuello del abanico.  Más femenina incluso y definitivamente cool y sofisticada

sombri-ya

No diré que es una nueva moda, hasta principios del siglo pasado se estilaba su uso, y era un utensilio imprescindible de coqueteo. Nos cuenta Elena Anchón en MCN Arte que “existía hasta un código de comunicación secreto con el que las damas podían expresar sus sentimientos y comunicarse con su galán; por ejemplo, abrir la sombrilla de abajo a arriba denotaba interés hacia el pretendiente y hacerlo de arriba a abajo desinterés“. Fue a partir del siglo XVIII cuando se intensificó su fabricación, convirtiéndose en un elemento indispensable en el guardarropa de la aristocracia, se hicieron más manejables y pequeñas y se podían llevar sin la ayuda de un criado. En 1796 se agregó al puño una trenzadera que permitía llevarlas colgadas del brazo, surgió entonces la sombrilla bastón con un largo mango que servia a las señoras que llevaban tacón alto para apoyarse en ella y no balancearse (la idea es genial, no hay quién mantenga el equilibrio con las alturas de hoy). Luego vinieron la sombrilla-marquise llena de volantes, la sombrilla sombrero (de la que es fan lady Gaga), la sombrilla souvenir, la sombrilla abanico y la sombrilla neceser: con un mango que terminaba en un pomo o empuñadura que desempeñaba a su vez la función de frasco de sales, de caja para los cosméticos o de reloj. Puedes ver algunas, verdaderas obras de arte, en el Museo del Romanticismo, en el Museo de las Artes Decorativas y en el Museo del Traje en Madrid.

Hoy las cosas que valoramos no son las mismas. Pilar Acero-Riesgo ha tenido el acierto de reinventarla con la marca sombri-ya y adaptarla a las necesidades actuales y así es como ha acabado formando parte del surtido de la farmacia

Ventajas del uso de la sombri-ya como accesorio

1- nos protege del sol: bloquea el 98% de la radiación solar gracias a su índice de protección solar UPF 50+. El UPF (Ultraviolet Protection Factor) indica la capacidad de una tela o material para evitar el paso de la Radiacion Ultravioleta a través de su tejido.  Para obtener  la certificacion UPF,  los fabricantes deben atender y realizar los protocolos establecidos por organismos internacionales como el “Australian Radiation Protection & Nuclear Safety Agency UPF Rating” entre otros. Una vez que las telas o materiales de fabricacion pasan por las pruebas establecidas, se pueden colocar las etiquetas respectivas con los logos UPF y el rango de proteccion obtenido (20, 30, 50+). El UPF 50+ es la mayor capacidad obtenida y significa que la prenda usada protege sobre los sitios cubiertos por la misma un 97.5% contra la radiacion UVA y UVB, de forma sostenida y por el tiempo de vida útil de la prenda que suele ser varios años.

2- nos protege del calor: la mejor forma de protegerse del sol es estar a la sombra pero no todas las sombras son iguales, ni todas se pueden llevar encima. La sombra que proporciona la sombri-ya que  presento es fresca y compacta y permite disfrutar del aire libre cuando el calor aprieta. El material de que está hecha bloquea y rebota los rayos del sol, alejándolos.

3- completa nuestro estilismo

ya sabeís, siempre por la sombra,  que los bombones al sol se derriten.. 🙂

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!