Perros en la Farmacia, que hay de nuevo

¿ Perros en la Farmacia ? Guau¡¡ Hoy quiero contarte una historia.  Existe una normativa, al menos en la Comunidad de Madrid, que prohíbe la entrada de perros en la farmacia. Algo “doloroso” para muchos pacientes que nos visitan,  y a la vez algo necesario en un establecimiento sanitario como una farmacia por razones obvias. Los perros tienen por costumbre meter la nariz en culos ajenos, en concreto, en el culo de otros de su especie con los que coinciden durante sus paseos, y también en los excrementos, ya sean líquidos o sólidos, que sus colegas han dejado en vías públicas o parques y cuyos “amos” no se han molestado en recoger…

En la farmacia suele haber carritos, y en los carritos niños y bebés, que huelen a galleta o a leche rica. Aunque solo sea por este motivo cualquiera puede entender que el perro debe quedarse fuera.

Fiel amiga de los perros y dueña de 2 (Simón y Ramón) consciente que las mascotas son consideradas en la sociedad actual como miembros de la familia, me propuse que el dejarlos en la entrada no fuera un trauma para sus dueños. Para hacer el trago más dulce se me ocurrió un Happy Hour for Dogs  ¡los perretes siempre están felices al aire libre!  y con agua fresquita, más  🙂

Perros en la farmacia

Se convirtió en una fiesta, en punto de encuentro de unos dueños de perros con otros, a modo de quedadas perrunas. A nadie le importaba ya dejar el perro fuera, e incluso modificaban la ruta del paseo para pasar por delante de la farmacia a “repostar”. Al cabo de un año lo tuve que quitar, tanto aumentó el tráfico de perros por la calle que hubo algunos vecinos que protestaron. Defendí que no era culpa del Happy Hour, mi objetivo solo era hacer más llevadero el dejar el perro atado fuera, en un área exterior que es zona privativa del local que ocupo. Mira que soy luchadora pero ante el hecho cierto de que a algunos vecinos les molestara ¡me rendí!

Y así acaba la historia que hoy te cuento por si tienes perro. Para animarte a dejarlo fuera sin que te moleste hacerlo, de buena gana y sin preocuparte. No le va a pasar nada, tenemos una preciosa barra jardinera para dejarlos atados, tan festiva como lo era el Happy corner.  No nos pongas mala cara cuando te lo pidamos, no podemos hacer otra cosaQuerido dueño de perro recuerda que tu libertad acaba donde empieza la de los demás ¡no nos hagas pasar un mal rato insistiendo en entrar con tu perrete porque es muy bueno y no molesta! piensa en el niño que recibe un lametón porque tiene las manos pringadas de la merienda.. Hay además otras muchas razones y una norma que cumplir.

Y hablando de perros en la farmacia, me gustaría recomendarte 2 must para tu mascota: Seresto y Leisguard. 

Seresto, un collar repelente distinto a los collares convencionales

Tengo el privilegio (adoro la natura y la vida al aire libre) de vivir muy cerca del monte del Pardo y mis perros la suerte de correr por allí a diario. Suerte relativa con la llegada de la primavera y lo que implica (pulgas, garrapatas y  Phlebotomus, el mosquito que transmite la temida Leishmaniosis, y luego están las espigas 🙂  Con Seresto he podido al menos olvidarme de  pulgas y  garrapatas. Es un collar que libera los principios activos de una forma controlada, a dosis muy bajas, y ofrece a tu perro hasta 8 meses de protección contra pulgas y garrapatas. Seresto ¡es esto!

Para saber porqué funciona Seresto puedes hacer clic  aquí. Para resolver tus dudas, tienes la respuesta a las preguntas más frecuentes en este enlace. Y si eres sanitario te interesará conocer su ficha técnica. So far, el mejor collar que he encontrado para proteger a mis fieles Simón y Ramón y de paso a mis tres tesoros que los amasan como si no hubiera un mañana. He de decir que un perro es un perfecto receptor de emociones (siempre monta una fiesta al verte) y  tras mi divorcio fue un acierto adoptarles, Simón y Ramón fueron una gran ayuda para mis hijos. De ahí que el control del riesgo sanitario que implican las mascotas haya sido  una de mis obsesiones. Con Seresto, parte del problema resuelto 🙂

Leisguard, un jarabe que ofrece protección eficaz frente a Leishmaniosis

Por desgracia los mosquitos vectores de transmisión de enfermedades están de actualidad. Mucho antes de la alarma por el  virus Zika  los que tenemos perros sufríamos por la picadura del mosquito Phlebotomus, vector de la Leishmaniosis, una enfermedad incurable y en muchos casos mortal que aterrizó en mi vida de forma estrepitosa. El mosquito que transmite la enfermedad (maldito sea) tiene predilección por las encinas y el monte del Pardo ¡es un encinar llenito de ellas! Mis dos perros están infectados desde 2010, lo que  ha  significado años de tratamiento muy agresivo con Glucantime.

Gracias a Leisguard  llevo año y medio con el título de Leishmania bajo control. La pauta para perros infectados es 1 mes de tratamiento, 3 meses de descanso. Adiós a las 2 inyecciones diarias de Glucantime durante un mes dos veces al año¡¡ Adiós a verles sin pelo, llenos de heridas, con afectación renal y hepática por los efectos secundarios del glucantime.

Lo mejor: Leisguard es eficaz de forma preventiva , por lo que hacemos campaña desde  la farmacia. Espero haber llegado a tiempo¡¡¡

Más info sobre Leishguard y su modo de acción en este vídeo

Que empecéis la semana sin malas pulgas 🙂 🙂

Love&Kisses

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!