5 cambios en tu vida durante el tratamiento con antihistamínicos

Un tratamiento con antihistamínicos está a la orden del día.  Si eres alérgico al polen, y estás en tratamiento con antihistamínicos, esta información te ayudará a llevarte mejor con ellos. En la farmacia no siempre tienes, ni tenemos,  tiempo, para advertirte de todos los ajustes y cambios que supone un tratamiento con antihistamínicos.

tratamiento con antihistamínicos

5 hábitos a adoptar

En vez de preocuparte por los efectos secundarios de las pastillas para la alergia, te propongo ocuparte de ellos. Adáptate . No sobreviven los más fuertes…

alergias , antihistamínicos

1-Dormirás con un vaso en la mesilla de noche. Lleno de agua. A rebosar. El tratamiento con antihistamínicos te “reseca”. Vas a tener sed, mucha, al despertar  especialmente. ¿Por qué? porque el tratamiento con antihistamínicos reduce las secreciones de todos los fluidos corporales. Y digo todos. No hay nada como despertar en paz y armonía con tu cuerpo.

2- Extremarás tu higiene bucodental. Tus problemas de salud bucal tienen mucho que ver con la alergia. ¿Lo imaginabas? La alergia te lleva a necesitar tratamiento con antihistamínicos, que, OMG! reducen la secreción de saliva. ¿y qué es la saliva? el líquido de aclaramiento, defensa y limpieza natural de la boca. Las situaciones de sequedad o xerosis bucal incrementan las papeletas de tener mal aliento, caries y gingivitis y son una amenaza para la salud de tu boca.

3- Ladies, es el momento de introducir lubricantes vaginales en nuestra vida. Nunca es tarde cuando la dicha es buena. Puede ser que últimamente estés con “menos ganas”, eso sí, con tu alergia muy controladita. Ya te decía que el tratamiento con antihistamínicos te deja como una uva pasa, en todos los sentidos 🙂

4- Manténte alerta. Es bien sabido que los antihistamínicos producen sueño, unos más que otros, al punto que algunos se utilizan como hipnóticos (dormidina). Así que si no quieres ir  “dormidín” por la vida necesitarás organizarte, y evitar tareas de máxima concentración o riesgo a última hora del día. Eso, o tener a tu alcance un chute de energía.

5- Camina por la sombra, los bombones al sol se derriten 🙂 No es solo por eso, si no por los efectos fotosensibilizantes del tratamiento con antihistamínicos, que pueden irritar la piel y provocar la aparición de manchas. Para evitarlo, cúbrete, protégete, embadúrnate con fotoprotector, llena tu vida de  sombreros, pañuelos, bandanas, pamelas, viseras, gorras. Y si eres atrevida y sofisticada hazte con una sombrilla, de paseo, lo más eficaz. La época de alergias coincide con la llegada del sol y del buen tiempo, pasas más tiempo al aire libre y estás más expuesto a la radiación solar. Ténlo en cuenta.

Los antihistamínicos te ayudan a sobrellevar los síntomas de la alergia. Son medicamentos muy eficaces que mejoran tu calidad de vida. Adoptando estos 5 hábitos mantendrás sus efectos secundarios más frecuentes a raya.

¿Hay algún otro síntoma derivado de su uso que te preocupe?

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!