¿Sabes cuándo debes tirar la máscara de pestañas?

¿Con qué frecuencia te decides a tirar la máscara de pestañas, esa de la que estás enamorada y a la que siempre crees poder sacarle un uso más?  Confiesa ¿cuántas máscaras de pestañas acumulas en tu neceser? Un buen propósito podría ser tirar la máscara de pestañas y  los cosméticos de color caducados y,  ¡renovarlos!

  Renovar la máscara de pestañas

Además de contribuir a la salud de tus ojos,  tirar la máscara de pestañas y renovarla,  te permite conocer otras nuevas, con fórmulas y cepillos de aplicación mejorados, como la máscara Precisión de Belcils  o la novísima Magnetic Lash , una de las mejores máscaras que conozco (y las pruebo todas) que recomendamos en la farmacia.

¿Cuándo debes renovar tu máscara de pestañas?

Si han pasado más de 3 meses desde su apertura e inicio de uso debes tirar la máscara de pestañas.  Si ya no te acuerdas de cuando la has comprado y empezado a usar 🙂 también debes tirar la máscara de pestañas y reemplazarla por una nueva.  Sobre nuestra piel y pelo habitan bacterias que acaban en el cepillo y con el tiempo contaminan la máscara.

Si al aplicarla notas escozor o irritación en la zona ocular cuando habitualmente la tolerabas bien.

Si el contenido está seco, pastoso o ha cambiado de consistencia.

Si el cepillo de aplicación tiene grumos o está apelmazado.

Cuánto debe durar una máscara de pestañas

El índice de recambio de tu máscara de pestañas no depende de la frecuencia con que la utilizas. Depende del tiempo que haya transcurrido desde que la usaste por primera vez. Y también de la forma de aplicación, que puede hacer que se seque antes de lo previsto. Si aplicas la máscara en un ojo y luego vuelves  a introducir el cepillo en el tubo para maquillar el otro,  aumenta la cantidad de aire en el interior del envase y el producto se seca. Hay que utilizar el producto que hay sobre  el cepillo repartiéndolo en los dos ojos. Así además de dosificar la cantidad correcta evitarás tener que tirar la máscara de pestañas antes de lo previsto.

Las máscaras de pestañas dermatológicamente seguras se formulan con pocos conservantes, sin perfumes, por supuesto sin parabenos y asegurando un ph oftalmológico igual al de la lágrima. Esto las hace seguras para la conjuntiva ocular pero especialmente sensibles a la contaminación bacteriana cuando se utilizan sin unas normas adecuadas de higiene y sin sentido común.

Lo que nunca debes hacer con una máscara de pestañas si quieres unas pestañas flexibles, hidratadas y sanas

1- Intentar recuperarla cuando se seca humedeciendo el cepillo en agua y volviendo a introducirlo en el envase. Es una práctica inútil, el ingrediente mayoritario en las máscaras de pestañas son ceras, no miscibles con el agua. Y es peligroso ya que aumenta el riesgo de contaminación bacteriana.

2- Añadir unas gotas de aceite de almendras o de aceite de oliva para intentar fluidificarla. Perderá sus propiedades y estarás alterando su fórmula.

3- Reciclar el cepillito de aplicación que más te gusta y sustituirlo por el que viene en la nueva máscara que has decidido probar y cuyo cepillo no te ha convencido.

4- Retirar lo que te parece un exceso de máscara sobre el cepillo con  un Kleenex,  solo conseguiras que tu máscara se seque antes de acabar su vida útil. Los cepillos están diseñados para dosificar la cantidad exacta.

5- Compartirla, al hacerlo aumentas el riesgo de contaminación.

6- Irte a la cama sin haber desmaquillado los ojos y haber retirado completamente la máscara de pestañas. La máscara endurecida sobre las pestañas aumenta el riesgo de que éstas se quiebren si no se retira al final del día. La máscara aporta peso extra a la pestaña y puede debilitar su raiz.

7- Utilizar el cepillito de tu máscara ya seca para peinar las cejas, solo conseguirás recubrirlas de capas de células muertas. Puedes darle este uso al cepillo, solo y solo cuando, lo laves con agua y jabón y lo dejes secar antes de volver a peinarte las cejas con él.

La displicina es importante, utiliza tu máscara de pestañas hasta agotarla y no alternes el uso de varias.

Espero que estos consejos te animen a tirar la máscara de pestañas y sustituirla por una nueva en el momento adecuado. Tus ojos te lo agradecerán.

Carmen Torres Vila

Carmen Torres Vila
¡Gracias por tu visita! Estoy en la farmacia y en el blog para ayudarte en lo que pueda.
Puedes dejar un comentario si te surge alguna duda o con las sugerencias que quieras hacerme.
Feliz de poder conectar contigo!!